La sede administrativa del Colegio se trasladará a Riego de Agua

Asamblea anual

Así se decidió en la asamblea anual de la institución, en la que también se aprobaron la liquidación de ingresos y gastos del año pasado y el presupuesto de 2024

El 29 de marzo se celebró, en la sede de Salvador de Madariaga, la asamblea general anual de nuestro Colegio. En su transcurso se aprobó por unanimidad el traslado de la sede administrativa de la institución a su otra sede coruñesa, situada en la calle de Riego de Agua, en el centro de la ciudad herculina. También se dio el visto bueno a la liquidación de ingresos y gastos correspondiente a 2023 y a los presupuestos para este ejercicio, y el presidente, Luciano Vidán, presentó su informe para rendir cuentas sobre las actividades desarrolladas por el Colegio durante el año pasado.

El doctor Vidán comenzó su intervención refiriéndose a la situación del Colegio, que a finales de 2023 estaba compuesto por 7.350 integrantes, “con más mujeres que hombres desde hace varios años” y su patrimonio, que está muy saneado y se sitúa en los 5.200.000 euros. Nuestra situación es buena, como se recoge en el informe de auditoría. También abordó “la situación de la sede de Ferrol, una cuestión recurrente sobre la que hemos mantenido varias reuniones con el Ayuntamiento de la ciudad”. La sede ferrolana del Colegio “es magnífica y se sitúa en la mejor zona, la plaza de Callao, pero no reúne los criterios mínimos de accesibilidad ni seguridad. Si hubiera que realizar una evacuación, no habría una forma correcta de hacerlo, por lo que nos han hecho saber que no podemos continuar allí”.

La Junta Directiva lleva años “intentando buscar soluciones al problema, siempre con el objetivo de no dilapidar el patrimonio colegial”. Hay que tener en cuenta que el valor patrimonial del inmueble “es muy bajo, porque la situación del mercado en Ferrol es mala”. Desde el Colegio hemos mantenido reuniones con el Ayuntamiento —y también con la Consellería de Política Social—, que mostró su interés en hacerse con la sede para instalar en ella algunas áreas, porque se encuentra muy cerca del palacio municipal“. Ambas instituciones están trabajando “en la elaboración de un convenio para consolidar esta alternativa”, partiendo de la idea de que “el Colegio siempre conservará su patrimonio, pero cederá el uso del local al Ayuntamiento para que dediquen ese espacio a lo que consideren más útil para los ciudadanos de Ferrol”. La forma de proceder más probable será a través de una “cesión sin coste, a cambio de que la otra parte se encargue de adecentar el inmueble y hacer las reformas necesarias, algo que puede costar entre 500.000 y 700.000 euros”. El presidente explicó “que esta nos parece una buena solución. Así evitamos venderlo por un precio bajo y podemos esperar a que se revalorice. En el pasado hemos intentado otras opciones, como una permuta, pero nadie ha mostrado interés”.

El Colegio, no obstante, está comprometido con la necesidad de ofrecer a sus colegiados en Ferrol una atención cercana, por eso ha blindado la presencia de la institución en la ciudad, con el compromiso de que siempre contará con una sede. Tal y como se acordó en 2021, ninguna Junta Directiva podrá tomar la determinación de deshacerse de ella. Esa decisión solo podrá tomarla la colegiación reunida en asamblea. En este sentido, se sigue trabajando en el traslado de la sede a las instalaciones que la Agrupación Mutual Aseguradora (A.M.A.) tiene en la avenida de Esteiro. “Las obras necesarias ya están en marcha, por lo que esperamos poder hacer el traslado a lo largo de este año”, afirmó.

El presidente también se refirió a la actividad en el seno del Consello Galego de Colexios Médicos, “donde la relación entre todos los colegios es muy amistosa y mantenemos un enfoque común en los pronunciamientos que realizamos”. Una de las cuestiones más importantes que ocuparon al Consello en los últimos meses ha sido el programa de Xestión Integral da Demanda en Equipo (XIDE), “para el que solicitamos su retirada”. El Consello acudió a los tribunales para conseguir ese objetivo, pero una sentencia reciente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia “no dio la razón a nuestros planteamientos a pesar de estar muy bien fundamentados: partíamos de nuestra competencia —recogida en la Constitución— como garantes de defender los intereses de los ciudadanos en todo lo relacionado con el acto médico y de asegurar que es acorde a los tiempos en los que vivimos y al Código Deontológico”.

Según explicó Luciano Vidán, “después de un estudio intenso y de mucha reflexión, nos parece que no es de recibo que, cuando una persona se acerca a un centro de salud, el personal de servicios generales (PSG) —que no es personal sanitario, sino administrativo— le pregunte qué le pasa y, en función de eso, haga la derivación. Creemos que ese proceso forma parte del acto médico, al igual que los propios PSG, que entienden que no es su función y que no tienen la formación adecuada para hacerlo”. Desde el Consello estamos convencidos de que esto acabará produciendo problemas serios. También mostró su sorpresa por la decisión adoptada por el TSXG, “especialmente teniendo en cuenta que en otro proceso falló a favor del Consello cuando la Consellería de Sanidad decidió que los farmacéuticos podían prescribir recetas de continuidad”.

A pesar de “ciertos desencuentros puntuales, la relación institucional con la Consellería es cordial, y en muchas cuestiones comprenden y aceptan nuestras tesis —como sucedió con la compatibilidad, que, a nuestro entender, se estaba aplicando de forma desastrosa en Galicia—”. También “mantuvimos un pequeño conflicto tras la creación de un consejo asesor para el desarrollo de la inteligencia artificial en el sector de la salud, del que no forma parte ningún médico. No parece razonable”.

Otro de los aspectos abordados durante la asamblea fue la renovación del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (Paime), “que realiza una labor extraordinaria. Su objetivo es ayudar cuando algún compañero tiene problemas en la esfera de la salud mental antes de que sufra un problema serio. Se le aparta de la asistencia, se le trata y, en la medida de lo posible, se le reintegra en su labor”. Se trata de una iniciativa “magnífica que funciona de forma totalmente anónima y con la que se obtienen resultados estupendos”. En estos momentos, el programa se financia “al cien por cien a través de la Consellería de Sanidad”.

A continuación, el presidente se refirió “a la fabulosa asesoría jurídica con la que cuenta el Colegio. Es la mejor de toda España, con mucha diferencia. El año pasado atendió un total de 904 consultas, de las que 80 fueron presenciales y, 824, telefónicas o telemáticas. Además, la asesoría jurídica ha participado, con gran éxito, en numerosos procesos judiciales de todo tipo, desde penales hasta administrativos. 

Con respecto a las comisiones que integran el Colegio, el presidente destacó “la creación de las de Atención Primaria y Atención Sociosanitaria”, además de la actividad de la Comisión Deontológica —”de la que forman parte personas con una sólida formación en la materia y, además, muy comprometidas con la profesión y sus valores”— y de la Comisión de Médicos Sénior. Esta última “es ejemplar en toda España, con el desarrollo de numerosas actividades” a las que este año se añadirán un curso sobre informática básica y uso del teléfono móvil y unas jornadas sobre finanzas para conocer las mejores opciones para rentabilizar el capital de los profesionales.

Otra de las cuestiones relevantes señaladas durante la asamblea fue la renovación de la certificación de calidad ISO 9001:2015 por noveno año consecutivo. “Se trata de una acreditación a nivel internacional de que todos los procesos, la gestión y el funcionamiento de la institución alcanza un nivel de excelencia. Lograrla no es sencillo, y revalidarla resulta tanto o más complicado. Fuimos el primer Colegio de España que la obtuvo, y hoy en día siguen siendo pocos los que cuentan con ella”.

El doctor Vidán también se refirió “a una de las joyas de la corona de la Organización Médica Colegial: la Fundación para la Protección Social, fruto de la solidaridad y fraternidad propias de nuestra profesión”. Desde hace unos años, las contribuciones son voluntarias, “y nos da pena que, a pesar de los esfuerzos que se realizan, algunos colegiados no renueven su aportación. Es un seguro muy barato —con las desgravaciones fiscales se queda en dos euros al mes— que ofrece muchas prestaciones para ayudar a huérfanos o a compañeros que tienen que ingresar en una residencia o necesitan ayuda domiciliaria, entre muchas otras líneas de actuación. Conocer la actividad que realiza resulta muy emocionante, porque ayuda a quienes quedan desamparados”. Es muy importante, señaló, “que crezca desde la base con la incorporación de personas jóvenes, porque de lo contrario acabará por desaparecer”.

Por otra parte, incidió en los numerosos convenios de colaboración que mantiene el Colegio, entre los que destacó dos. El primero es el firmado con HM Hospitales, “dirigido a que todos los médicos jubilados puedan recibir asistencia sanitaria gratuita de carácter urgente en cualquiera de los centros de la red del grupo en España, e incluye pruebas como ecografía, resonancia magnética o TAC”. El segundo es el acuerdo con DKV “para poder suscribir un seguro con independencia de la edad del interesado, algo que resulta muy complicado con otras compañías”.

Tras concluir su informe, el presidente presentó la propuesta de trasladar la sede administrativa del Colegio desde la actual —en la avenida de Salvador de Madariaga— a las instalaciones que nuestra institución posee en la calle Riego de Agua, que fue aceptada por todos los asistentes. La iniciativa se enmarca “en el compromiso con el buen gobierno que mantenemos con la colegiación desde nuestra llegada a la Junta Directiva”. Desde esa perspectiva, no creemos que actualmente tenga mucho sentido mantener dos sedes abiertas en la misma ciudad, con los gastos que eso implica”. La sede de Salvador de Madariaga “se concibió en su momento como un espacio con un gran salón de actos y una amplia zona de oficinas, pero la realidad es que los esfuerzos realizados para digitalizarlo todo han hecho que cada vez menos gente acuda presencialmente a la sede, según nuestros registros de actividad. Prácticamente toda la relación administrativa puede hacerse a través del teléfono o de internet, y las retransmisiones por vídeo favorecen que los colegiados puedan seguir las actividades que organizamos desde cualquier lugar”.

Por otra parte, la sede de la calle Riego de Agua —donde nació el Colegio— “se reformó hace pocos años, cuenta con unas instalaciones modernas y es la de mayor valor patrimonial del Colegio, con una ubicación excelente”. Actualmente se utiliza como “una especie de centro social y sala de exposiciones que cedemos gratuitamente a todo el que lo desee, como parte de nuestra voluntad de abrirnos a la sociedad”. A pesar de que “tiene una demanda enorme de artistas y de que, según nos dicen, es la mejor sala de la ciudad con mucha de diferencia —y, probablemente, de Galicia—, desgraciadamente no atrae a muchas personas, por lo que no nos parece el mejor uso para los recursos de la institución”, explicó.

El traslado “supondrá un ahorro importante, y además abre la posibilidad de obtener más recursos estudiando las posibilidades que ofrece el mercado a través de un posible alquiler o venta”. Además, “creemos que en los dos pisos con los que contamos en la sede de Riego de Agua seremos capaces de encajar todas las necesidades que tenemos, pero si hiciera falta más espacio en el futuro podemos contar también con el bajo, que en estos momentos está arrendado”.

Después, tomó la palabra el tesorero de la Junta Directiva, Ramón Calviño, para presentar el informe de ingresos y gastos de 2023 y el resultado de la auditoría voluntaria que se solicita cada año desde que Luciano Vidán es presidente del Colegio. El documento con los resultados afirma que “las cuentas anuales expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la entidad a 31 de diciembre de 2023, así como de sus resultados correspondientes al ejercicio terminado en dicha fecha, de conformidad con el marco normativo de información financiera que resulta de aplicación, y en particular, con los principios y criterios contables contenidos en el mismo”.

El doctor Calviño comenzó dando cuenta de los ingresos y gastos de 2023. Los primeros ascendieron a 1.778.539 euros, y la partida más importante “se corresponde con las cuotas colegiales, que se mantuvieron congeladas un año más”, explicó. Por su parte, los gastos totales fueron de 1.696.745 euros. Por lo tanto, “se obtuvo un resultado neto positivo de 81.794 euros”.

Los ingresos “fueron un 3,95 % superiores a lo presupuestado en su momento, debido, fundamentalmente, al crecimiento de la cantidad correspondiente a las cuotas colegiales y a las ventas y servicios”. Con respecto a los gastos, “se ejecutó el 99,20 % de lo presupuestado”. El tesorero colegial también se refirió al patrimonio de la institución, que se sitúa en 2.835.582 euros, superior al del ejercicio anterior”. No obstante, a pesar de que ese es el valor contable, “estimamos que en el mercado el valor patrimonial del Colegio se sitúa en 5.200.000 euros, como ya indicó el presidente”.

En cuanto al presupuesto para el ejercicio 2024, proponemos una nueva congelación de las cuotas colegiales, como se viene haciendo desde el año 2009. Esto supone, en la práctica, una reducción real del 33 % teniendo en cuenta la subida del IPC.

De cara al presente año se han proyectado unos ingresos de casi 1.815.000 euros, de los que algo menos del 80 % procederán de las cuotas de los colegiados. Con respecto a los gastos, está previsto que asciendan a alrededor de 1.750.000 euros. Las partidas más importantes se corresponden con las de actividad corriente —52 %— y las ayudas y subvenciones —28 %— que se destinan, por ejemplo, al programa de protección social o a las aportaciones a órganos colegiales.

Finalmente, en el capítulo de inversiones, dotado con 65.000 euros, en 2024 se contempla “destinar 50.000 euros a la adaptación y dotación de equipamiento de la nueva sede de Ferrol y otros 15.000 a otras inversiones de equipamiento digital”.

Antes de dar por finalizada la asamblea, el presidente colegial tomó la palabra de nuevo para indicar que “este año celebramos el 130 aniversario de nuestro Colegio —uno de los más antiguos de España—” y anunciar la intención de “poner en marcha una serie de iniciativas importantes que nos permitan abrir el Colegio a la sociedad, dar visibilidad a los médicos y a la institución y destacar nuestra trayectoria, además de recordar la figura de Ramón Pérez Costales, fundador del Colegio”. El doctor Vidán explicó que “ya tenemos un grupo de trabajo para avanzar en esta línea. Como el aniversario se cumple en septiembre, comenzaremos a finales de año y mantendremos actividades durante el próximo ejercicio”.

Por otra parte, “después de haber hecho una consulta a los colegiados, observamos que cada vez hay un sentir más general con respecto a la protección del medio ambiente, la disminución de la huella de carbono y la reducción del uso de papel”. Por eso, tomamos la decisión de que la revista colegial pasara a editarse exclusivamente en digital y abandonar el formato físico.Esa determinación “también nos llevó a plantearnos una política de comunicación diferente”. El año pasado “avanzamos en la presencia del Colegio en las redes sociales y en el envío de newsletters y comunicados por correo electrónico para informar sobre nuestras actividades y cuestiones importantes que afectan a la profesión, pero advertimos que tenemos poca presencia social”. Al estar condicionados por una revista que se publicaba trimestralmente, “el análisis de cuestiones de actualidad podía tardar meses en llegar, o nos limitábamos a responder a las peticiones de opinión que nos hacían desde los medios de comunicación”. Con el cambio de estrategia queremos ser mucho más proactivos de cara a la colegiación y a la sociedad. En cuanto surja un problema saldremos de forma inmediata a dar la opinión del Colegio. Estamos trabajando en un modelo basado en las nuevas tecnologías que nos permita ser más dinámicos y utilizar otros recursos, como vídeo y audio, más allá del texto y la imagen. Queremos avanzar en esa línea para adaptarnos a los tiempos actuales y, sobre todo, mejorar la comunicación con los colegiados y con la comunidad a la que pertenecemos”, concluyó el presidente.

Otras noticias del Colegio: