El Colegio dio la bienvenida a los nuevos residentes

Una nueva generación de 150 jóvenes MIR recibieron sus carnés colegiales en un acto celebrado en A Coruña

Bienvenida MIR 2024

Los centros sanitarios de la provincia de A Coruña acogen, desde hace unos meses, a una nueva generación de médicos internos residentes. Para celebrar la incorporación de estos más de 200 jóvenes, nuestro Colegio organizó una gran fiesta el 31 de mayo para darles la bienvenida. El evento tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña (Palexco), donde los residentes disfrutaron del inicio de esta nueva etapa frente al mar.

Javier de Toro, vicepresidente primero, y Patricia Conde, integrante de la Comisión de Atención Primaria y de la Fundación Hipocrática colegial, presidieron el acto ante la atenta mirada de los asistentes. El doctor De Toro realizó un discurso en el que valoró la importancia del aprendizaje a través de la experiencia. “Habéis pasado de un período en el que todo era muy claro, con sus materias bien definidas, a un campo de entrenamiento totalmente diferente en donde vais a actuar con personas que se pondrán en vuestras manos. Ahí desarrollaréis todos los conocimientos que tenéis y los mejoraréis”. También ofreció tres consejos para el ejercicio de su profesión. “Primero, sed agradecidos con vuestras familias y con una sociedad que ha apostado por una educación y una sanidad pública. Lo segundo consiste en que investiguéis. La investigación no es sólo ponerse detrás de un microscopio, también existe la parte clínica. Pensad y comunicad lo que descubráis porque tenemos el deber y la obligación de devolver a la sociedad lo que nos ha dado. Lo tercero es que ayudéis a quienes vayan a empezar. Esto es una cadena en la que hemos tenido grandes maestros. Sed maestros de alguien. Bienvenidos a la profesión y al Colegio de Médicos”.

Durante su intervención, Patricia Conde valoró la vitalidad y energía que aporta esta nueva generación. “Vosotros empezáis llenos de ilusión esta etapa y traéis el entusiasmo a cada hospital y centro de salud al que vais. Sois importantes para el Colegio, que os va a acompañar en todo el trayecto hasta la jubilación. Nos hacéis replantearnos aspectos que llevan establecidos en los servicios desde hace años sin saber muy bien el por qué, nos hacéis repasar cosas que se nos van olvidando y aportáis un aire nuevo a la práctica clínica diaria”. La facultativa también incidió en que, a pesar de la emoción de este nuevo tramo en su trayectoria, es necesario advertir de los malos momentos que pueden aparecer, que “generan una nebulosa que no nos debe impedir ver lo que tenemos en frente. Puede ser un paciente que nos necesita o un compañero que nos pide ayuda”.

entrega de los carnés de colegiados

Los consejos de los representantes del Colegio fueron acogidos con aplausos. A continuación tuvo lugar el momento más relevante de la jornada: la entrega de los carnés de colegiados. Además de Javier de Toro y Patricia Conde, la ceremonia contó con Francisco Vilanova, gerente del Colegio, y los responsables de las unidades docentes de varias áreas sanitarias: Ramón López de los Reyes y Tamara López Cela ―Ferrol― y Rogelio Leira ―Santiago y Barbanza―. También participó Plácido Mayán, jefe del Servicio de Urgencias del Chus. Ellos fueron los encargados de hacer entrega de las acreditaciones, además de una mochila con la que el Colegio obsequió a cada uno de los nuevos MIR.

Premiados MIR

Tras la entrega de los carnés se realizaron dos sorteos. El primero consistió en una experiencia gastronómica en el restaurante Árbore da Veira, cortesía de Mutual Médica. El segundo tuvo como recompensa una televisión aportada por A.M.A.  Después de que los agraciados recogieran sus premios, dio inicio la celebración.

El DJ Alfonso Espiño aportó el ritmo a la fiesta posterior. Grupos de jóvenes rieron, bailaron y rememoraron sus anécdotas pasadas y esperanzas para el futuro. “Me siento muy contenta y estoy muy motivada. Tengo muchas ganas de poder darlo todo y de aprender mucho”, comentó Gisella Merchan, quien ejercerá la especialidad de medicina familiar y comunitaria en el Área de Pediatría en Santiago.

Caso similar, y misma especialidad, es el de Itzel González. En su México natal, ella se vio atraída hacia esta profesión al crecer en un ambiente rodeada de médicos. “Siempre me ha gustado y creo que puedes tener un impacto positivo en las personas que se acercan a tu consultorio. Además, tienes la ventaja de poder conocer a gente y de viajar a otros lugares. También debes actualizarte constantemente”, afirmó sin dejar dudas de la satisfacción que le produce el desarrollo de su aprendizaje. Tras un intercambio de movilidad, la MIR quiso instalarse en Santiago para emprender su futuro sanitario. En relación con la escasez de médicos que deciden optar por medicina familiar y comunitaria, opina que “no se conoce el trasfondo de la especialidad y en qué consiste. También puede ser que la idea de las largas horas de trabajo tenga la culpa, pero creo que se trata principalmente de desconocimiento”.

MIR

Jana Martí también aportó su perspectiva sobre esta área de la medicina y explicó qué fue lo que llamó su atención para elegirla y ejercerla en Santiago. “Mi sueño era ser médica y no tenía ninguna aspiración por una especialidad en particular, pero sabía que me gustaban los pacientes. He ejercido en residencia y salud pública, y me interesaba mucho la medicina de familia o urgencias”. La satisfacción de su elección no impidió que criticase la parte administrativa de su labor. Además, aportó su opinión sobre la actual situación de la sanidad: “adoro la sanidad pública. He trabajado tanto en esta como en la privada y creo que es un recurso que debemos cuidar. Considero que los profesionales tenemos la responsabilidad de poner de manifiesto lo importante que es y lo que nos cuesta. Es un tesoro que tenemos en España”.

Ainhoa Antequera puso en balanza la emoción de esta nueva etapa y el miedo a las responsabilidades que le esperaban en el Servicio de Urología del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol. “Tenía claro que deseaba algo con un componente quirúrgico. Cirugía general me interesaba, pero me faltaba la parte de consulta. Quería poder hablar con el paciente y no perder el contacto humano. Eso hizo que urología acabase encantándome”, comentó antes de compartir su visión sobre la sanidad en España. “Es complicada. Hay muchos pacientes. La población está mucho más envejecida y eso implica un mayor volumen de personas por patologías. No hay tiempo suficiente para citar y examinarlos a todos. Por eso la situación es tan difícil”.

Entre los nuevos oftalmólogos del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago se encuentra Ismael Gómez, quien asume esta fase con emoción: “es un punto de inflexión. Yo soy de Tenerife y llevo toda mi vida estudiando allí, pero sentía que necesitaba un cambio. Al ver la posibilidad de ir a Santiago, me lancé a la piscina”. Tuvo que esforzarse mucho para acceder a la oportunidad de realizar su especialidad en una ciudad de la que le atrajo sus buenas condiciones. “Es un área muy diversa y dinámica. Todos los días haces cosas distintas. A veces operas, en otras ocasiones tienes consulta y hay ocasiones en las que tienes que encargarte de urgencias. No te aburres”.

El Chus también incorporó a su personal a Pablo Cepeda, residente de Anestesiología y Reanimación que admitió estar “un poco nervioso” ante su nueva vida. “La especialidad es bastante amplia y no se centra en algo en concreto. Me daba pena dejar de lado muchos ámbitos de la medicina, pero aquí puedes tocar varios palos”. Por ejemplo, “puede aproximarte a las operaciones quirúrgicas sin ser cirujano”.

Puedes ver el album de fotos completo en nuestra página de Facebook.
 

Otras noticias del Colegio: